Informes de la Construcción, Vol 40, No 395 (1988)

Flecha en forjados


https://doi.org/10.3989/ic.1988.v40.i395.1571

José Luis de Miguel
Catedrático de Estructuras de Arquitectura en Valladolid, España

Resumen


Para el cálculo de la flecha en piezas de hormigón armado, basta integrar la curvatura de sus diversas secciones. La curvatura se expresa como cociente de deformación de uno cualquiera de los bordes —siendo más fácil hacerlo con el fraccionado—, entre la fracción de canto que mide la distancia del borde a la fibra neutra. La estimación de deformación en tracción puede hacerse a partir del momento, brazo de palanca, y sección de armadura.
La flecha como —doble— integración de la curvatura se obtiene, en piezas simétricas sustentadas en ambos extremos, como producto de dilatación media por la fracción de luz que representa la distancia entre centro de gravedad del diagrama de deformaciones de media luz, al extremo de la pieza.
En definitiva, se puede establecer que, para una configuración dada, la flecha es proporcional a la dilatación máxima del acero y la relación de la luz al canto de la pieza. El factor numérico de la expresión recoge la relación de dilatación media a máxima (entre 0,50 y 1,00), la de fracción de luz entre el centro de deformaciones y el extremo (que varía correlativamente con lo anterior entre 0,33 y 0,25), y la fracción de canto fraccionado, del orden del 50 % en piezas de sección rectangular y hasta 90 % en sección en T. La existencia de armadura sobreabundante reduce la flecha casi en forma proporcional. El factor numérico debe tener en cuenta la incidencia de las partes no fisuradas, que cuando la flecha es crítica, es relativamente baja.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 1988 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista informes@ietcc.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es