Informes de la Construcción, Vol 56, No 496 (2005)

Gaudí y las bovedas de las escuelas de la Sagrada Familia


https://doi.org/10.3989/ic.2005.v57.i496.461

Josep Mª Adell

Profesor, Doctor Arquitecto. Universidad Politécnica Madrid (UPM). Dpto. Construcción y Tecnología Arquitectónicas (DCTA). Escuela Técnica Superior de Arquitectura (ETSAM). Director Línea Investigación sobre fábricas en el Grupo de Investigación de Tecnologías Innovadoras y Sostenibles en Edificación (tise-fábricas). Presidente del 12th IBMAC 2000.

Alfonso García Santos
Doctor Arquitecto. DCTA-UPM-ETSAM-TISE, España

Resumen


Las pequeñas Escuelas de Gaudí, a los pies de la Sagrada Familia, son la joya de la Arquitectura modernista en ladrillo, que ha permanecido ensombrecida por el Templo que, como un gigante, las ha estado pisando durante 7 años (1995-2002), con la indiferencia con la que se ignora a un pobre que pide a las puertas de una iglesia.
Se construyeron en el año 1909 con carácter provisional para los párvulos de los obreros, sabiendo que su ubicación impedía terminar el Templo. Durante la guerra civil, fueron incendiadas un par de veces (1936 y 1938), y se rehabilitó su cubierta en 1940 por Quintana, sucesor de Gaudí, con las variaciones respecto del original que ahora se ponen de manifiesto con esta investigación.
Durante 15 años el Prof. Adell, en contacto con la Junta Constructora del Templo (J.C.T.), hizo múltiples propuestas para que se trasladaran las escuelas de forma íntegra a una mejor ubicación. Ante el rápido crecimiento de la planta del templo, y sin poderlo impedir, en el año 2000 la J.C.T. cortó la esquina noreste para añadir un pilar a la nave principal del Templo. Posteriormente, en el año 2002, con el 150º aniversario del nacimiento de Gaudí, la J.C.T. apresuradamente, decidió despedazarlas para reconstruirlas manteniendo sólo 3 de esos pedazos, a pesar de la oposición pública que el Prof. Adell manifestó en el Ateneo de Barcelona y en los periódicos.
De nada sirvió que un monumento histórico artístico que se había propuesto trasladar por flotación de forma íntegra a la plaza colindante o a otra parte del solar de la S.F., se destrozara para reconstruirla con errores y sin apenas mantener el original.
Tampoco fue tomada en consideración la propuesta de nueva cubierta planteada por el Prof. Adell junto con el Arquitecto Eladio Dieste que hubiera supuesto la evolución tecnológica que a Gaudí le hubiera gustado, en esta obra experimental, donde combinaba las técnicas y las formas con gran originalidad en los inicios de su creación arquitectónica.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2005 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista informes@ietcc.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es