Informes de la Construcción, Vol 14, No 137 (1962)

Puente de Tordera


https://doi.org/10.3989/ic.1962.v14.i137.4941

Eduardo Torroja
ICCET/CSIC, España

Resumen


Siempre se ha dicho que, en el hormigón armado, el hormigón está destinado a soportar las compresiones y el acero las tracciones. Este principio conduce, lógicamente, a formar las estructuras trianguladas haciendo metálicas las piezas que han de trabajar fundamentalmente a tracción, y de hormigón ligeramente armado, las encargadas de resistir, principalmente, compresiones.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 1962 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista informes@ietcc.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es