[1]
J. Garralón Jorba, «¿Por qué cilindros de 15 x 30 cm para obtener la resistencia a compresión del hormigón?», infconstr, vol. 35, n.º 351-352, pp. 55–62, jul. 1983.