Informes de la Construcción, Vol 16, No 151 (1963)

Banco Central de Costa Rica


https://doi.org/10.3989/ic.1963.v16.i151.4698

Franz Sauter
Universidad de Costa Rica

Resumen


El nuevo edificio, destinado a agrupar los servicios del Banco Central de Costa Rica, está constituido por una estructura de hormigón pretensado. El inmueble dispone de un sótano, estacionamiento propio para 105 vehículos y nueve plantas, con una superficie total de 12.000 metros cuadrados.
Se asienta sobre una base de 40x60 m, donde se levanta un núcleo central de 22x45 metros.
Está situado en un barrio de calles estrechas, pero tiene su fachada, principal frente a una zona verde que le proporcionará mayor categoría y visibilidad.
La estructura se compone de una retícula de vigas pretensadas y montantes. Las vigas se han hormigonado en obra, y las viguetas, también pretensadas, se han prefabricado en taller. El reticulado que en cada planta forman dichos elementos resistentes constituyen el armazón de una losa. Esta forma monolítica da gran rigidez a la estructura.
Las vigas principales, continuas, salvan tramos de 11,25 m de luz, con secciones varias, y las armaduras de pretensado son de seis cables tipo Leoba, original del Dr. Ing. Fritz Leonhardt, dispuestos en tres capas horizontales, y presentando un perfil parabólico. Cada, uno de los cables se compone de 12 alambres de 5,4 mm de diámetro, con una resistencia a la rotura de 180 kg/mm2. La tensión de tesado fue de 108 kg/mm2 y el esfuerzo total de pretensado por cable, de 29.700 kg. Los cables se colocaron en el interior de vainas de metal corrugado, las cuales, a su vez, se mantuvieron en posición mediante elementos espaciadores metálicos.

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 1963 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista informes@ietcc.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es